sábado, 27 de julio de 2013

[A] Elche (La Marina -playa del Pinet-) [AT] Torre del Pinet


Torre del Pinet
Torre Pinet
[Alicante] Elche (La Marina -playa del Pinet-)
[A] 0166    
Última actualización: 30 de julio de 2013.
Los restos de la torre del Pinet vista desde la playa que le da nombre (foto 1).

HISTORIA


Esta torre de centinela del litoral fue construida en el siglo XVI [1, p. 7], como parte del plan de vigilancia y defensa ante los continuos ataques de piratas berberiscos.

En el año 1528 la playa del Pinet sufre un ataque pirata que la propia población se ocupa de rechazar. En ese mismo año, 1528, se celebran las Cortes de Monzón donde se aprueba un plan de protección del litoral del Reino de Valencia que se añadirá a las fortificaciones ya existentes y a la red de atalayas presentes a finales del siglo XV. Esta planificación conlleva la construcción de defensas en las poblaciones que carecen de ellas pertenecientes a la costa alicantina en alternancia con la designación de puestos temporales de vigilancia y la erección de torres. La construcción de la torre del Pinet obedece a este objetivo pues el lugar es frecuentado por los piratas que tienen una de sus bases en la cercana isla de Tabarca y los ataques se suceden con mayor frecuencia con el paso del tiempo y el hostigamiento del Imperio otomano que vivía su máximo esplendor.

Salah Rais [2, p. 576], uno de los lugartenientes de Barbarroja [3], frecuentaba este lugar de Pinet por ser zona donde los moriscos embarcaban en sus galeras y fustas huyendo de la presión y persecución de las autoridades. Objetivo que resultaba provechoso para los propios fines de Jeireddín y el Imperio otomano al que servía, pues nutría de brazos sus propias fuerzas de personas agradecidas por la ayuda.

El 29 de agosto de 1552 [4, pp. 170-171], vuelven a desembarcar los piratas berberiscos de un nutrido grupo de embarcaciones, de nuevo a las órdenes de Salah Rais, frente a la torre con la intención de subir a bordo a los moriscos del arrabal de San Juan de Elche:
     ... Poco se adelantó con bautizar á los moros y obligarles á que vivieran como cristianos. La mísma opresión que sufrían era causa para que desearan más rebelarse, para lo que procuraban estar en correspondencia con sus hermanos de Africa, dando ocasión, más de una vez, á la venida á estos mares de Galeotas berberiscas, portadoras de innumerables sarracenos, que al desembarcar en estas playas, sembraban la desolación y el espanto por todas partes. Una de estas famosas algaradas fué la ocasionada por el reyezuelo de Argel, Barbarroja, que se presentó frente á la Torre del Pinet el 29 de Agosto de 1552, en punto de media noche, con veinticinco buques entre grandes y pequeños. Desembarcaron grandísimo número de moros, y habiendo dejado un fuerte pelotón en el paso y puente del Azarbe del Molar, sin duda con el propósito de cubrir la retirada, se dirigieron los restantes á esta villa [Elche], que precipitadamente se pusieron sobre las armas...      

Sin embargo, las más de 500 familias que pretendían embarcar en los buques de la Berbería no lo hicieron por llevar ropas y enseres que hacía imposible estibar los buques. El síndico Pedro Addusalem no quiso ponerse en la diatriba de elegir a quién debían llevarse y a quién dejar por lo que nadie embarcó con gran disgusto para el lugarteniente de Barbarroja [5].

Como los ataques prosiguen, se avistaron 46 velas frente a la costa en marzo de 1553 [6, p. 145], se van sucediendo los planes defensivos de la costa del Reino de Valencia. En 1561 se redacta un memorándum por el ingeniero militar italiano Giovanni Battista Antonelli [7, p. 189] al servicio del rey Felipe II, quien recomienda:
     ...  a la torre del pinete sele hara su guirnalda y sele pondra un pedrero que q[ue] alcançe el tiro del con el dela torre del albufera [Torre de Tamarit], y casi con el de la torre que ha de hazer en la gola del rio de Segura para quitar la desembarcaçion donde desembarcaron quando fueron a elche...      

Aparece esta torre en el libro de Abraham Örte Theatrum Orbis Terrarum, publicado en 1584 [8]. En este mapa no sólo se consignan las poblaciones y las fortificaciones; sino que también se consignan los núcleos de moriscos que eran o podrían ser fuente de 'problemas'.

Corre el siglo XVII, España está inmersa en diferentes conflictos, entre ellos la guerra franco-española iniciada en 1635 y que no acabará hasta 1659 con la firma de la Paz de los Pirineos. Por este motivo se ordena en 1643 la provisión de armamento y personal con destino a las torres de Carabassi, Atalayola, Escaletes, todas ellas de Santa Pola, y la del Pinet, en término municipal de Elche [9].

En las Ordenanzas [10, pp. 133-134] del Cuerpo militar de las costa marítima del Reino de Valencia, reformadas el 28 de junio de 1673 [11, p. 607], se lee en lo que respecta al Distrito de Elche:
     Torre del Pinet.
Tiene dos atajadores de los cuales el uno tendrá obligación de salir a la madrugada hacia la gola de la Albufera, en donde se avistará y dará el seguro con el atajador del castillo de Santa Pola, y se volverá a darlo a dicha torre.
El otro atajador que solía salir de prima por el mismo camino tendrá de ahora en adelante la obligación de salir a la madrugada y hacer su atajo hasta la mitad del camno del castillo de Guardamar, en donde esperará al atajador de éste y allí se darán el seguro y se volverá a la torre para darlo también.
     

En estas mismas ordenanzas en lo referente a este mismo distrito [10, pp. 139] y en los momentos de doblar la guardia había de contribuir con el envío de hombres:
     La villa de Elche envía las guardias siguientes: Cuando se mandan doblar.
A la torre del Pinet dos de a caballo y tres de a pie, sin la obligación que tiene Alicante de enviar cuarenta hombres siempre que en caso de necesidad se le pidan.
     

Se suceden los informes en el siglo XVIII, habiendo acontecido el traspaso de competencias al Cuerpo de Ingenieros merced a los Decretos de Nueva Planta promulgados por el rey Felipe V, tras la Guerra de Sucesión, en la que se abolieron las leyes e instituciones propias del Reino de Valencia. Podemos destacar el redactado por Pedro Pablo Abarca de Bolea Ximénez de Urrea, IX conde de Aranda, en 1760. Fue renombrado ese año por Carlos III como Director General de Artillería, además de embajador ante Polonia.

En 1787, el ingeniero militar Pedro de Navas escribe la Descripción de la costa marítima que desde esta Plaza de Alicante se extiende hasta la de Cartagena [12], en su informe se lee:
     Dista en continuación de la Orilla de dha ensenada pasando pr la gola de la Albufera una Legua del anterior dho Castillo de Sta Pola y algo más de media de la Torre de la Albufera pues esta se halla cituada en el intermedio de citado Castillo y Torre del Pinet; la figura de esta Torre es quadrada se entra en ella por el piso del Terreno en que está cituada á distancia del mar de 120 pasos, en bastante altura, y se halla en buen estado para su defensa á cuyo fin tiene una culebrina montada de el calibre de á 2 (pudiendo resistir mayor artillería) un Cañon, 3 Cuñas, 1 Cubichete, 1 Plomada, 4 Espeques, 2 Atacadores, 2 Sacatrapos, 2 Cucharas, 2 Lanadas; un Barril con 30 Libras de Pólvora, 38 Balas de á 2, un Mazo de mecha, un Guardafuego de Oja de Lata, un Chifle de madera, un Botafuego, un Juego de Aujas, 2 Mosquetes, 4 Fusiles: la Guarnecen 4 Torreros, 2 apie y 2 acaballo. Los primeros con el salario anual de 30 ps y los segundos con el de 45, estos sirben para pasar los Pliegos y solos hay efectivos en la torre diariamente uno de cada clase.
Es esta Torre de la Jurisdicción de Elche por lo que toca a la Costa marítima de cuya villa dista menos de dos leguas.
Esta torre puede considerarse de las más útiles para la defensa de la Costa por defenderse con ella parte de la Bahia de Sta Pola, y por lo mismo se considera sería útil aumentarle su defensa con dos Cañones de mayor calibre como con Armas menores, y la Guarnición para tpo de Guerra de un Sargto, 8 Soldados, y 2 Artilleros, permaneciendo asi mismo los mencionados Torreros con los qe para tpo de Paz hay suficiente pr no necesitarse para otra cosa qe para dar los abisos.
Igualmente para citado tpo de Guerra se considera útil la Guarnición de 4 Soldados, y 1 Cavo en la ha Torre de la Albufera de Elche como 2 Torreros, un Cañon y 2 Artilleros.
La citada Villa de Elche tiene tres comps de Milicias Urbanas compuesta cada una de 3 Oficiales y 52 Hombres inclusos los 4 Cavos, y 2 Sargentos los que con facilidad pueden acudir á la defensa de la Costa de su Jurisdicción que como ba dho es desde la Torre de Calabazín hasta la Torre del Pinet. Hay también en la Jurisdicción de Jijona hasta el Completo de 11 Comps del mismo número regente cuyo Comandante de todas es dn Bernardo Juan y el Sargento dn Carlos Manuel García reciden ambos en Elche en donde igualmente asisten los Ayudantes, cuya Tropa puede asistir á la mencionada Costa en caso necesario..
     

En Cartagena, con fecha del 15 de agosto de 1788, José de Roxas envía junto con una misiva su Relación circunstanciada de la consistencia de la Costa Marítima de los Reynos de Valencia y Murcia... mandada realizar por Real Orden del 26 de octubre de 1787, donde también se da cuenta de esta torre.

Dos años después de iniciada la Guerra de Independencia (1808-1814), las tropas francesas desde Murcia avanzan por el sur de la provincia de Alicante. Esto provoca que el primer y segundo alcalde de Elche, el 24 de abril de 1810, huyan de la población [13, p. 13]. Uno de ellos se refugiará en la torre del Pinet, el otro marchará camino de Valencia; pero parece que no permaneció en la torre mucho tiempo porque el 26 de ese mismo mes asistía a una reunión en el ayuntamiento ilicitano cuando llegaron las noticias de la toma de Orihuela por parte de las fuerzas francesas y su posterior expulsión.

Carta náutica del fondeadero de Santa Pola (1813).
© Ministerio de Defensa [14].

Sebastián de Miñana [15, p. 193], geógrafo e historiador, publica en 1828 un compendio geográfico-estadístico en el que da someros datos sobre esta torre:
      La Torre del Pinet. Está sit. en llanura, a 100 varas del mar, en la ensenada de Sta. Pola. Es de figura cuadrada de 26 pies de lado y dist. del castillo de Guardamar 2 leg. de playa abierta. Se encuentra a tiro de cañón la Gola del Río Segura, por donde entran buques considerables hasta el puente de cantería que hay sobre el rio, y dista 400 varas de la orilla del mar.      

A partir del 1 de enero de 1851 la torre queda la bajo la tutela del recién creado Cuerpo de Torreros de Costa, denominados oficialmente carabineros-torreros, dependientes de la Inspección General de Carabineros [16, p. 1]; estipulándose un sueldo de cuatro reales diarios, la posibilidad de cultivar las tierras anejas a la fortificación [17] y la obligación de hacerse cargo del coste del armamento y uniformidad.

Uno de los memorándum que mejor informa y describe esta fortaleza es el de Joaquín Aguado, capitán teniente de ingenieros, quien lo firma el 29 de marzo de 1870. En él se lee:
     
... es cuadrada capaz para artillería. Consta de dos cuerpos de habitación y de la batería. El primer cuerpo de nivel de tierra con puerta de madera forrada de chapa de hierro, tiene cuadra con pesebres para cuatro caballos y un pozo de agua de mina muy buena. De este piso del terreno al primero se subía por escalera de madera que se halla deteriorada y de este al segundo y batería por escalera de caracol de mampostería. el estado de deterioro en que se encuentran las escaleras puertas y ventanas la hacen inhabitable. sobre la redonde de esta torre se sostuvo un pleito entre los Terreros [sic] y el Señor de Elche en 1792 del cual resultó que se le fijó a la torre una extensión de 180 pasos de radio...
     

Según Menéndez la propiedad de esta torre es desconocida [1, p. 10]. En la actualidad, alguno de los estudios para la recuperación de la costa por parte de la Generalitat Valenciana, se ha tenido el proyecto de crear un mirador en dicha torre; aunque el consistorio ilicitano promueve que se reconstruya al estilo de la Torre de Tamarit (Santa Pola) tan profusamente fotografiada.

En la ficha [18] BIC de la Generalitat Valenciana viene recogida su situación jurídica:
  • Código: 03.33.121-013.
  • Estado: Declaración genérica.
  • Categoría: Monumento.
  • Anotación Mº: R-I-51-0009167.
  • Fecha de anotación: 12/02/1996.

DESCRIPCIÓN


Croquis de planta.
Lo que podemos observar en la actualidad, las fotografías son de enero de 2013, es una torre de costa de base cuadrangular de doce por doce metros en la que se aprecia el alambor de la obra y que no supera los tres metros de altura.

Construido en mampostería arrejuntada con argamasa y forrado tanto el interior [fot. 2] como el exterior de sillarejo, con tendencia a formar hiladas, y combinándolos con mampuestos. Este aparejo está casi perdido por reutilización del material. En los vértices de las aristas, parte noble de la fortaleza y proclive al desportillamiento, se puede observar que se usaron sillares en la construcción que presentan un panorama bastante desolador debido al paso del tiempo.

Forro interior de sillarejo [fot. 2].

El ingreso [fot. 3] se haría por la parte que da al Suroeste, de unos 0,9 metros, donde aún percibimos el vano que formarían las jambas sobre las que montaría la puerta de madera forrada de chapa hierro como comenta en su informe el ingeniero Joaquín Aguado en 1870. El acceso se encuentra en altura y no concuerda con la descripción del ingeniero militar Aguado (tampoco en la del otro ingeniero militar, Pedro Navas, en 1787) pues dibuja la vista con este a ras de suelo. Sin embargo, por Aguado sabemos que tenía una altura aproximada de catorce metros, que poseía tres pisos o alturas: cuadra, habitación y terrado. Esta última con muro sin almenas interrumpido por obra voladiza aspillerada con parapeto sobre tres ménsulas, evidentemente desaparecida en el día de hoy.

Restos del ingreso de la torre [fot. 3].
En la planta noble, se abrirían dos vanos y otros tres a diferentes alturas que tienen la forma de una tronera de buzón según se ve en el informe al que nos referimos y que, casi con toda seguridad, poseerían deriva y derrame externos como los que se pueden ver en el cercano castillo de Santa Pola (Santa Pola); aunque de menor entidad como las de la torre del Cabo Roig (Orihuela) [fot. 4].

Tronera de buzón.
Torre del Cabo Roig [fot. 4].
Su fisonomía exterior no distaría mucho de la Torre de Vaíllos (Elche), aunque de menor altura (la de Vaíllos tiene una altura de unos veinte metros; mientras que la del Pinet no sobrepasaría en mucho los catorce metros), o la torre de Tamarit (Santa Pola) de construcción posterior.

No es descabellado afirmar que si tuvo una ladronera para defender la vertical del ingreso como lugar más vulnerable al ataque directo, también la tuviera al menos en el lado de levante como en la próxima torre de Escaletes (Santa Pola) donde, a pesar de ser de morfología diferente pues es troncocónica, posee un remate sobre matacán voladizo corrido y dos ladroneras cubriendo el lado que da a la mar y, por supuesto, defendiendo la vertical del ingreso que se realiza a bastante altura.

Es un ejemplo de transición que busca y experimenta elementos defensivos pasivos que evolucionarán con la fortificación abaluartada, mezclados con defensas de fortificación medieval de clara obsolescencia por el avance de las armas de fuego y la pirobalística.

UBICACIÓN


COORDENADAS U.T.M.:
  • Datum: WGS84.
  • Coordenada Y: 707.895,47 metros.
  • Coordenada X: 4.225.599,33 metros.
COORDENADAS GEOGRÁFICAS:
  • Latitud: 38º 9' 15,61'' N (Norte).
  • Longitud: 0º 37' 38,20'' W (Oeste).
Altura aproximada: 3 m.s.n.m.
Localizada en:
  • Provincia: Alicante (3).
  • Municipio: Elche (65).
  • Agregado.zona.polígono: 0.0.52.
  • Parcela.recinto: 9005.4.
  • Pendiente del recinto: 8,6%.

INTRAHISTORIA


Para finalizar, existe una leyenda que une el Misteri d'Elx con la torre, nos la cuenta Salvador Perpinyà en 1705 [19]:

      XIII. DE LA VENIDA DE LA VIRGEN A ESTA VILLA Y FAVORES QUE EN ELLA SE AN EXPERIMENTADO EN SU AMPARO Y PATROSINIO
[f. 47r]
En 29 de diziembre del año del Señor 1370, fue hallada la milagrosa ymagen de nuestra Señora de la Asumpción, patrona de la villa de Elche, en el reyno de Valencia. Fue aparecida a la orilla del mar en la playa de la Torre del Pinet, término de dicha villa, y el modo y forma de su aparición fue que en dicho día, después de dadas las dose de la noche, haziendo el atajador de dicha torre su atajo, que era Francisco Cantó, soldado, halló en dicha playa, a la orilla del mar un hombre. Y llegándose a reconocerle por si era espía de los enemigos, halló que les respondió muy afable; y travando conversación le dixo que quanto dista[va] de allí la villa de
[f. 47v]
Elche. Y el dicho Cantó le respondió que estavan en término de dicha villa y que en poca diferencia abría dos leguas. Oydo esto por dicho sujeto, respondió que aquella arca que allí vehía la trahía muy encargada para dicha villa, como lo declarava el rótulo que gravado en la misma madera desía: "Soy para Elche". Y que en éste supuesto se havía de servir llevarla en su cavallo a dicha villa y que a la hora en que llegasse, porque sería todavía de noche, estuviese advertido que la havía de dexar en la cassa donde saliesse luz por las rendijas de la puerta de la calle; y que al otro diese noticia a los del govierno y les diesse la llave que el le entregava de dicha arca. Y que en dicha cassa donde la depositasse aquella noche, havían de hazer una hermita y en ella colocar la ymagen que dentro iva, y dibuxar en dicha capilla toda la fiesta de nuestra Señora de la Assumpción y hazerla según iva expresada en los papeles que dentro dicha arca ivan. Cargó dicha arca en su cavallo y se desapareció el hombre o sombra; y llegando a esta villa, dió por diferentes calles, y no hallando luz sino en cassa que hoy es la hermita de San Sebastián, que en aquel tiempo era hospital, que salía luz por las rendijas de la puerta.
[f. 48r]
Llamó y abrieron dos beatas de exemplar virtud y haziéndoles notorio el lance, quedó depositada dicha arca. Y luego fué de día, del referido día 29 de diziembre, convocó a los del govierno, a quienes dió la llave de dicha arca, y les refirió todo el sucesso; los quales les pareció convidar para esta función al procurador general que era en Francisco Miro, nombrado por el señor infante don Martín. Y con la asistencia del clero fueron a dicha cassa; y dicha villa dió la llave a en Juan de Mena, vicario perpetual, y habriéndola hallaron dicha ymagen de nuestra Señora de la Assumpción con unos papeles que desían en la forma que havían de festejar la fiesta de la Assumpción, escritos en lengua lemosina, que es lo que siempre se ha observado, como hoy en día lo demuestra la Consueta que ay para dicha fiesta. Encautóse de la arca la villa y determinaron de hazerle una hermita en dicha cassa, y que sería el tirular san Sebastián; y prometían también hazer cada año la fiesta conforme estava expresada en dichos papeles; cuya noticia d'este hecho se ha tenido por haverse hallado un auto arriba en los pòrchens de dicha villa, en la arca segunda de tres llaves, signado por Guillem Gomis, notario y escrivano de dicha villa,
[f. 48v]
y legalizado y supsiganado por los discretos Bartolomé Miguel y Luis Piñol, notarios de la referida vila.
     

Bien es verdad que esta leyenda ha sido contada de diferentes formas añadiendo o modificando fechas, lugares y personajes.

NOTAS


[1] MENÉNDEZ Fueyo, José Luis, Centinelas de la costa: torres de defensa y de la huerta de Alicante, Alicante, Excelentísima Diputación Provincial, Museo Arqueológico de Alicante, 1997.

[2] GARCÍA León, José Miguel, El concepto de itinerario a la interpretación escenográfica del paraje fluvial entre el Júcar y el Vinalopó, [tesis doctoral], Murcia, Universidad de Murcia, 2009, ISBN 978-84-6921-689-7.

[3] Su nombre tiene varias grafías dependiendo de la fuente, entre ellas Jeireddín, Hayr al-Din, Jayr al-Din, etc.

[4] IBARRA  y Ruiz, Pedro, Historia de Elche, [Edición Facsímil], Valladolid, Editorial Maxtor, 2009.

[5] Se ha desmentido, por el investigador Francisco Requena Amoraga, que muchas de las atribuciones que se hicieron antaño de las razias de los piratas berberiscos fueran protagonizadas por Barbarroja; sino más bien por su lugarteniente Salah Rais. Esta es una de ellas.

[6] REQUENA Amoraga, Francisco, La defensa de las costas valencianas en la época de los Austrias, Alicante, Generalitat Valenciana, Consellería de Cultura, Educació i Ciència, Instituto de Cultura «Juan Gil-Albert» (Diputación Provincial de Alicante), 1997.

[7] MENÉNDEZ Fueyo, José Luis, Guardianes de la frontera costera. El sistema de torres del Sinus Illicitanus en el siglo XVI, en Santa Pola. Arqueología y Museo, [catálogo de la exposición], Alicante, Fundación MARQ, [colabora: Diputación Provincial de Alicante], 2012, ISBN: 978-84-616-1198-0.

[8] ROSELLÓ i Verger, Vicenç María, La cartografia també és per a (fer) la Guerra (El mapa ortelià del Regne de València. 1584), Cuadernos de Geografía, nº 75, 043-052, València, 2004.

[9] Si bien es verdad que la torre de Tamarit estaría dentro de la línea no se tiene en cuenta en los planes de defensa de la costa porque no pertenecía a la Corona; sino al cabildo de Elche que finalmente le pasaría el testigo a la cofradía de pescadores de Santa Pola.

[10] CASTAÑEDA y Alcover, Vicente, Relaciones Geográficas, Topográficas e Históricas del Reino de Valencia, [Edición Facsímil], Valencia, Consell Valencià de Cultur, 1998, 2 vol.

[11] COLOMINA i Catanyer, Jordi, Toponímia costanera valenciana de 1673. Se lee el original:

     T. DEL PINET, te dos Atalladors, dels quals lo hu te obligacio de exir a la matinada fins la gola de la Albufera ahon se dara la ma, y segur ab lo Atallador del castell de S. Pola, y se'n tornara a darlo a dita Torre. Lo altre Atallador que solia exir de nit de prima deves lo mateix puesto, tindra de aci avant obligacio de ex ir tambe de matinada, y fer son atall fins a la mitat del cami del Castell de Guardamar, ahon esperara lo Atallador de Guardamar, y alli es daran lo segur, y se'n tornara a lá Torre a donarlo.      

[12] ARROYO Huguet, Mercedes, Un ejemplo de descripción geográfica por intereses militares: el informe del Capitán de Ingenieros Pedro de Navas, 1787, Biblio 3W, Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales, Universidad  de Barcelona, Vol. VII, nº 382, 25 de junio de 2002, ISSN 1138-9796.

[13] MUÑOZ Lorente, Gerardo, La Guerra de la Independencia en la provincia de Alicante (1808-1814), Alicante (San Vicente), Editorial Club Universitario, 2008. ISBN 978-84-8454-746-4.

[14] Plano del fondeadero de Lugar Nuevo: situado el Casto. de la Isla Tabarca en la latitud N. de 38°10'13'' y longitud de 5°51'00'' E. de Cadiz, [carta náutica] Madrid, Dirección de Hidrografía, 1813, [Escala 1:65.000], 18,1 cm x 24 cm, [Signatura: Ar.G-T.2-C.1-14(12)].

[15] DE MIÑANO y Bedoya, Sebastián, Diccionario Geografico-Estadistico de España y Portugal, Tomo IX, Madrid, Imprenta Pierart-Peralta, 1828.

[16] «Gaceta de Madrid»,5933, 11/10/1850, Ministerio de Hacienda, Real Orden del 4 de octubre de 1850.

[17] De ahí que sea importante el pleito que culminó en la sentencia del proceso de 1792 donde se fijaba un terreno alrededor de la torre de 180 pasos, o sea, unos 250,74 metros que disfrutarían en 1851 los carabineros-torreros de la torre del Pinet.

[18] Ficha de Bien de Interés Cultural: Torre del Pinet, perteneciente al Servicio de Patrimonio Arquitectónico y Medioambiental (Dirección General de Patrimonio Cultural). En la ficha hay un error al atribuir la ubicación de esta fortificación en el término municipal de Santa Pola.

[19] PERPINYÀ i Perpinyà, Salvador, Antigüedades y glorias de la villa de Elche, [coordina], ESCARTÍ i Gabriel Sansano, Vicent Josep, [colección] «Temes d'Elx», 26, Elx, Ajuntament d'Elx, 1995. El manuscrito de Salvador fue localizado en el Archivo del Real Convento de Predicadores de Valencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporta, comenta, critica constructivamente