lunes, 14 de octubre de 2013

Menudo ladrillo

Categoría miscelánea - cajón de sastreLos ladrillos de la República
En nuestra última entrada, la que pertenece a la trinchera denominada 14/TREP-010 Las Arenas, hacíamos referencia constantemente a dos tipos de ladrillo, el de hueco doble y el macizo, con un montón de términos que para el profano provocaría una lectura farragosa. Por este motivo nos hemos propuesto hablar de ellos, darles protagonismo y sacarles a escena.

En la zona de fortificaciones y defensas del Ejército Popular de la República que actualmente estudiamos (el sector que cubría el III Cuerpo de Ejército del Ejército del Centro) se distinguen los tipos mencionados anteriormente: el ladrillo hueco, del subtipo doble hueco y rayado; y el macizo. Aún no hemos localizado ningún otro tipo.

Ante todo decir que los ladrillos del período que nos ocupa no eran todo lo perfectos que hoy en día podemos ver en cualquier obra. Debido, tal vez, a la propia maquinaria usada en la retaguardia republicana para su frabricación o por el destino para el que habían sido fabricados, el caso es que la perfección no es el rasgo más característico. De ahí que las medidas ofrecidas no sean estándar, variando de uno a otro.

LADRILLO DE HUECO DOBLE


Este ladrillo (gráfico 1) presenta las oquedades en la testa, pudiéndose ser de una o más filas. Los que hemos visto siempre son de dos, con seis huecos en total. Tanto la tabla como el canto presentan acanaladuras, por eso es conocido como del subtipo rayado.

Dibujo de un ladrillo de hueco doble, con rayadura en canto y tabla
Ladrillo hueco, de doble hueco, con rayaduras en tabla y canto (gráfico 1).
Hasta ahora hemos observado su uso en las bóvedas lisas de los puestos de mando sobre la que vertieron hormigón, en posiciones de mortero y fusil ametrallador como apoyo a la obra excavada, también en parapetos corridos para fusileros, de forro en túneles de acceso a subterráneos,... Es evidente que el blindaje que ofrece este tipo de ladrillo es muy endeble; pero se usó pensando que ofrecería a la obra realizada un soporte más robusto que las desnudas paredes de tierra donde hubiera sido necesaria la entibación.


Ladrillo hueco de 14/TREP-010

Ladrillo hueco doble de 14/TREP-010

Ladrillo hueco doble de 91/TREP-010

Ladrillo hueco doble de 91/TREP-010

Medidas tomadas a distintos ejemplares
Hueco doble Grueso Tizón Soga Hueco
Ejemplar 1º 8 11,5 25 2 x 2
Ejemplar 2º 7,5 12,2 25 2,5 x 2,5
Las medidas están dadas en centímetros.
 

LADRILLO MACIZO

 
El ladrillo macizo (gráfico 2) es aquel que carece de perforaciones o si las posee ocupan menos del 10% de la tabla. Diferenciándose del perforado en que este tendría más del diez por ciento de superficie de la tabla perforada.
Dibujo de un ladrillo macizo con perforaciones en la tabla
Ladrillo macizo, con dos perforaciones en la tabla (gráfico 2).


El uso de este tipo fue para reforzar las posiciones de tiradores, principalmente, en los búnkeres de escuadra. Sirve siempre como forro interior de dichas construcciones.


Ladrillo hueco doble y macizo (derecha) de 14/TREP-010

        
Resto de ladrillo macizo, con perforación en la tabla de 91/TREP-015

Medidas tomadas a distintos ejemplares
Macizo Grueso Tizón Soga Diámetro de la perforación
Ejemplar 1º 5,5 11 23
Ejemplar 2º 6 13
Ejemplar 3º 5,5 12 24,5
Las medidas están dadas en centímetros.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporta, comenta, critica constructivamente